Martes 5 de Marzo de 2024

Hoy es Martes 5 de Marzo de 2024 y son las 04:00 -

MUNDO

24 de octubre de 2023

En China han descubierto un nuevo ladrillo que reemplazaría al hormigón

El hormigón tiene los días contados en España. En China han descubierto un nuevo ladrillo que lo cambiará todo

El sector de la construcción es uno de los que más impacto negativo supone para el medioambiente, ya que supone el 40% de las emisiones de CO2 a nivel mundial. Por ello, la construcción sostenible se está convirtiendo en una tendencia imparable y necesaria para las grandes constructoras, que están buscando reducir el impacto ambiental de las edificaciones que van desde la fase de diseño y construcción hasta su uso y demolición.

Entre las principales tendencias de la construcción más sostenible para el medioambiente, destacan las siguientes:

  • Uso de materiales sostenibles: Aquellos materiales que se obtienen de fuentes renovables, que tienen un bajo impacto ambiental durante su fabricación y durante su uso, y se pueden reciclar o ser reutilizados.
  • Eficiencia energética: La construcción está buscando reducir el consumo de energía de los edificios, lo que se puede conseguir mediante el uso de técnicas de diseño y la construcción que mejoran el aislamiento térmico y la iluminación natural.
  • Reducción del consumo de agua: La construcción sostenible también busca reducir el consumo de agua de los edificios, lo que se consigue mediante el uso de materiales eficientes en el uso del agua, la instalación de sistemas de recogida de agua de lluvia y la utilización de sistemas de riego eficientes.
  • Uso de energías renovables: Las energías renovables son una fuente de energía limpia y sostenible que puede utilizarse para reducir las emisiones de CO2 de los edificios. Algunos ejemplos de energías renovables son la solar, la eólica, la geotérmica y la hidráulica.
  • Diseño y construcción adaptables: La construcción sostenible busca que los edificios sean adaptables a las necesidades cambiantes de los usuarios y al impacto del cambio climático. Esto se consigue mediante el uso de materiales y sistemas que sean flexibles y fáciles de modificar.

Un nuevo ladrillo que podría acabar con el hormigón

Desde China nos llega una innovadora técnica de construcción, que promete ser más sostenible y eficaz, ha surgido inspirada por unos pequeños gusanos marinos de apenas 5 centímetros de longitud, que forman parte de arrecifes tubulares que resultan similares a castillos de arena, alcanzando hasta dos metros de altura para vivir en su interior.

Lo que ha llamado la atención de los científicos es el compuesto adhesivo que segregan estos gusanos, que les ayuda a unir granos de arena y crear una estructura resistente. Siguiendo este proceso natural de pegamento, los investigadores han desarrollado nuevos materiales de construcción con una insignificante huella de carbono. Utilizando un adhesivo de biopolímeros de carga opuesta, han combinado varios tipos de granos a baja temperatura, como arena del desierto o marina, escoria de hormigón, residuos minerales o cenizas de carbón, bajo la presión atmosférica.

Estos materiales muestran una resistencia a la compresión excepcional, cumpliendo con los estándares de construcción de los materiales a base de cemento. Además, presentan la capacidad de ser reciclados por hidratación y muestran propiedades de resistencia a la intemperie, según explican los investigadores en la revista Matter. Este enfoque innovador podría abrir la puerta a métodos de construcción más sostenibles y ecoamigables, alejándose del tradicional uso de hormigón.

COMPARTIR:

Comentarios