Miércoles 21 de Febrero de 2024

Hoy es Miércoles 21 de Febrero de 2024 y son las 16:17 -

HISTORIAS DE VIDA

27 de octubre de 2023

El récord del argentino que cruzó el desierto de Sahara en bicicleta

Leonardo Morilla, de 36 años, batió el Récord Guinness en ciclismo de larga distancia al recorrer los 3.000 kilómetros que separan Marrakech de Dakar. "El entrenamiento mental es más importante que el físico", resume sobre su travesía repleta de obstáculos.

El argentino Leonardo Morilla, radicado en Italia, ha logrado un nuevo Récord Guinness en ciclismo de larga distancia al recorrer los 3.000 kilómetros que separan Marrakech de Dakar en 12 días, 22 horas y 44 minutos. Con este logro, superó la marca previa establecida por un ciclista iraní en 2011.

«Salí de Menara Gardens entre una multitud de personas y con tres testigos que firmaron los documentos del Guinness World Record. Esa noche hacía 37 grados, y logré ascender 2.000 metros antes del amanecer», relata Morilla en una entrevista con La Nación, en la que también explica que «todos los días me imaginaba cada detalle del viaje: el calor, la falta de agua, la escasez de comida, así me preparaba mentalmente para sobrellevar estas posibles situaciones difíciles, porque es más importante el entrenamiento mental que el físico».

Morilla practica ciclismo desde hace una década e ideó este desafío hace años mientras pedaleaba por los Alpes suizos. Tras varios intentos fallidos y años de preparación, finalmente recibió la aprobación de Guinness para emprender su travesía por el desierto de Sahara. Y su entrenamiento se centró en cuatro pilares: voluntad, manejo de sentimientos, honestidad consigo mismo y entrenamiento físico.

De todas maneras, en ciertos momentos sufrió problemas de alimentación y fiebre, porque atravesar el Sahara Occidental y «No Men’s Land», una zona en conflicto, presentó desafíos imprevisibles adicionales. «Había ráfagas de arena voladora que me golpeaban y causaban sensación de ardor en la piel y mucha tos. No se distinguía entre el suelo, el aire y el cielo, todo era arena», describe.

El héroe del desierto también recuerda que antes de atravesar la frontera de «No Men´s Land», un trayecto de  cinco kilómetros donde no hay leyes ni gobierno, desayuné un pan con huevos sin saber que esa sería mi última comida por más de 500 kilómetros…». Encima, cuando logró conseguir dinero para volver a alimentarse compró un plato de arroz con pollo que le provocó una intoxicación». A pesar de todo, nada lo detuvo de Morilla cuando le faltaban Lmenos de 48 horas para recorrer 600 kilómetros y llegar a Dakar para batir el récord.

Las últimos desafíos fueron pagar unos 70 euros de soborno para cruzar a Senegal y trasladarse a tierra en una conoa a motor y, por último, pedalear un mínimo de 100 kilómetros durante esa noche antes de dormir. Pero eso no fue todo. En el 12° día de su travesía, no había señal de Internet para utilizar su GPS y no sabía cómo llegar hasta Dakar, su destino final, en medio de un intento de golpe de estado y caos social. «Algunos niños me amenazaban con palos y arrojaron piedras y botellas. Incluso hubo uno que me robó el agua», recuerda.

Obviamente, la historia tuvo un final feliz. Leonardo Morilla llegó a Dakar, se encontró con dos amigas que oficiaron de testigos, requisito de Guinness, y lo acompañaron hasta el Monumento del Renacimiento Africano. Así, el 4 de agosto de 2023 a las 22:18 horas de Dakar, el ciclista argentino de 36 años cumplió el sueño de batir el récord.

COMPARTIR:

Comentarios