Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 20:52 -

HISTORIAS DE VIDA

2 de mayo de 2024

Con 92 años camina 11 kilómetros a diario y practica artes marciales

El inglés Lew Burja es un ejemplo de absoluta vigencia: pese a su edad se mantiene completamente activo y sorprende al mundo.

Cada vez son más los ejemplos de personas de avanzada edad que siguen manteniendo un estilo de vida completamente intenso, con diversas actividades diarias y con un comportamiento digno de aplaudir. Es que demuestran que los años son solamente un número que muchas veces no se condice con la realidad.

Este es el caso de Lew Burja, un abuelo de Leeds, West Yorkshire, Inglaterra. Es que, con nada más ni nada menos que 92 años de edad, sorprende al mundo entero mostrándose completamente activo día tras día. Por ello, es el protagonista de una historia de esas que son dignas de destacar.

Burja, que tiene tres nietos en la actualidad, practica artes marciales diariamente y hasta se anima a asegurar que esa es la clave de su buena salud y de su contundente vitalidad. Igualmente, lo cierto es que acompaña dicha actividad con otras prácticas y también con cuestiones relacionadas con la dieta.

El británico dedicó décadas a mantenerse en forma, algo que le permite seguir el ritmo de sus nietos y también de su perro, a quien saca a pasear constantemente. De hecho, Burja camina la impactante suma de 11 kilómetros a diario, algo que muchas personas más jóvenes no se animan a hacer.

«A mi edad, tengo amigos muriéndose a mi alrededor y el Tai Chi me ha mantenido en marcha. Es realmente importante mantenerse en movimiento, lo cual es una suerte porque no puedo quedarme quieto», exteriorizó el inglés de 92 años en declaraciones brindadas a la agencia británica SWNS.

Burja, que disfruta de una dieta rica en comidas como carnes al horno o chocolates, incursionó en el Tai Chi hace cuatro décadas después de sufrir varias infecciones en el pecho y problemas de espalda. Eso sí: anteriormente fue al gimnasio, levantó pesas y practicó judo, rugby, fútbol y atletismo.

Sin ir más lejos, Burja también supo moverse en el mundo del Kung Fu: «Ya no peleó, pero todavía puedo dar golpes y patadas», advirtió al respecto. Y, luego, sentenció: «El ejercicio es lo que te mantiene en marcha pero también te da una perspectiva realmente positiva sobre la vida».

COMPARTIR:

Comentarios