Miércoles 19 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 19 de Junio de 2024 y son las 11:13 -

SALUD

31 de mayo de 2024

Dos estudios revelaron avances en la detección del cáncer hasta 7 años antes de ser diagnosticado

La investigación fue realizada en la Universidad de Oxford. Por su lado, los análisis arrojaron que una serie de proteínas en la sangre podrían indicar la existencia de la enfermedad. Cabe destacar que la rápida identificación de la afección es vital para las personas que lo transitan.

Dos nuevos estudios revelaron progresos significativos en la detección de los diferentes tipos de cáncer. Los mismos señalaron que se podría identificar la presencia de la enfermedad hasta siete años antes del diagnóstico con tan solo una simple muestra de sangre. Los análisis arrojaron que el descubrimiento de una serie de proteínas sanguíneas podrían colaborar con el temprano diagnóstico de la afección y de este modo, iniciar rápido los diversos tratamientos que necesitan los pacientes.

Cabe mencionar que la investigación fue elaborada por Oxford Population Health, el Departamento de Salud de la población de Nuffield de la Universidad de Oxford (Inglaterra) y además, el estudio se publicó en la revista de ciencia denominada Nature Communications. Durante la investigación, los científicos descubrieron 618 proteínas relacionadas con 19 tipos de cáncer, incluyendo 107 proteínas en un grupo de personas que donaron sangre al menos siete años antes de recibir el diagnóstico. Estas proteínas estarían implicadas en las etapas iniciales de la enfermedad, donde la temprana detección es vital, debido a que se podría evitar el cáncer.

Asimismo, se piensa que algunas de estas proteínas podrían utilizarse para la identificación de cáncer mucho tiempo antes de lo previsto en la actualidad. A su vez, esto en el futuro colaboraría con los tempranos tratamientos de la enfermedad en una leve etapa o incluso hasta prevenir la afección. Por su parte, los investigadores para este estudio emplearon una técnica de análisis denominada proteómica, que proporciona un gran conjunto de proteínas en muestras de tejido, para identificar significativas diferencias entre ellas.

¿Qué arrojó el primer estudio?

En el primer estudio, los científicos analizaron muestras de sangre del Biobanco del Reino Unido de más de 44.000 personas, incluidas más de 4.900 que luego fueron diagnosticadas con cáncer. Tras emplear la técnica proteómica, se analizaron 1.463 proteínas de una única muestra de sangre de cada persona, con esto buscaron diferencias significativas entre los que desarrollaron la enfermedad y los que no. De esta manera, detectaron 182 proteínas que se diferenciaban en la sangre tres años antes del diagnóstico.

¿Qué reveló la segunda investigación?

Mientras que con el segundo estudio, los expertos analizaron datos genéticos de más de 300.000 casos de cáncer para profundizar cuáles proteínas sanguíneas están implicadas en el desarrollo de la enfermedad y podrían ser objetivos de nuevos tratamientos. De este modo, detectaron 40 proteínas en la sangre que influyen en el riesgo de desarrollo de nueve tipos de tumores. Si bien la alteración de estas proteínas puede aumentar o disminuir el peligro de cáncer, también hallaron que esto puede provocar efectos secundarios no deseados.

¿Qué dijeron los especialistas a cerca de los estudios realizados?

Por su parte, la doctora Keren Papier, epidemióloga nutricional sénior y coautora del primer estudio, expresó: “Para salvar más vidas del cáncer, necesitamos comprender mejor lo que sucede en las primeras etapas de la enfermedad. Los hallazgos de personas con cáncer han revelado ideas interesantes sobre cómo las proteínas en nuestra sangre pueden afectar nuestro riesgo de cáncer. Ahora necesitamos estudiar estas proteínas en profundidad para ver cuáles podrían usarse de manera confiable para la prevención”.

Mientras que el doctor, Joshua Atkins, epidemiólogo genómico y coautor del primer estudio, señaló que “los genes con lo que nacemos y las proteínas que producen influyen enormemente en cómo comienza y crece el cáncer. Gracias a las miles de personas que donaron muestras de sangre al Biobanco de Reino Unido, estamos construyendo una imagen mucho más completa de cómo los genes influyen en el desarrollo del cáncer a lo largo de los años”.

Por su lado, el equipo recalcó la necesidad de más investigaciones para descubrir el rol exacto de estas proteínas en el desarrollo del cáncer, cuáles son las más confiables para las pruebas, qué pruebas podrían desarrollarse para detectarlas en clínicas y qué medicamentos podrían atacar a esas proteínas. Los datos que revelaron estos estudios son de suma importancia para las personas que transitan la enfermedad, ya que su temprana detección podría aliviar el curso de la afección o hasta prevenir el cáncer.

COMPARTIR:

Comentarios