Martes 23 de Abril de 2024

Hoy es Martes 23 de Abril de 2024 y son las 14:14 -

13 de marzo de 2023

Las mascotas ayudan a proteger el cerebro a medida que se envejece

Hay muy buenas razones para que las personas tengan una mascota.

Así lo determinó un estudio. Tener un perro o un gato en casa puede ayudar a los adultos mayores a entablar más conversaciones y ser más sociales. Y eso mantiene la agilidad mental.

La mayoría de los amantes de las mascotas no necesita investigación para convencerse de los beneficios de tener amigos peludos en la casa. Pero la ciencia insiste en respaldar esa afirmación: según un informe de Science Alert, tener una mascota puede ser bueno para el cerebro.

“Estudios anteriores han sugerido que el vínculo humano-animal puede tener beneficios para la salud como disminuir la presión arterial y el estrés”, dijo la autora del estudio Tiffany Braley, MD, MS, del Centro Médico de la Universidad de Michigan en Ann Arbor y miembro de la Academia Americana de Neurología.

“Nuestros resultados sugieren que tener una mascota también puede proteger contra el deterioro cognitivo”, afirmó.

El estudio analizó los datos cognitivos de 1.369 adultos mayores con una edad promedio de 65 años que tenían habilidades cognitivas normales al inicio del estudio.

  • Un total del 53% poseía mascotas.
  • El 32% era dueño de mascotas a largo plazo, definidos como aquellos que tuvieron mascotas durante cinco años o más.

“Como el estrés puede afectar negativamente la función cognitiva, los posibles efectos amortiguadores del estrés de la propiedad de mascotas podrían proporcionar una razón plausible para nuestros hallazgos”, dijo Braley. “Un animal de compañía también puede aumentar la actividad física, lo que podría beneficiar la salud cognitiva. Dicho esto, se necesita más investigación para confirmar nuestros resultados e identificar los mecanismos subyacentes para esta asociación”.

La salud es mejor con una mascota en casa

“En general, vemos cada vez más evidencia de que cuando las personas interactúan con sus propias mascotas o las de otros, experimentan menos estrés”, dice Sandra Barker, PhD, directora fundadora del Centro para la Interacción Humano-Animal en Richmond, VA. “Algunas de las pruebas fisiológicas incluyen un aumento de los niveles de oxitocina [una hormona involucrada en el vínculo social y materno] y una presión arterial sistólica más baja en las personas que a menudo están cerca de animales”.

Los animales también traen nuevas bacterias a la circulación de un hogar, lo que podría mejorar nuestra salud intestinal. Por cierto, la conexión intestino-cerebro es mucho más importante de lo que alguna vez pensamos.

O tal vez las mascotas simplemente nos hacen felices. Los estudios sugieren que la presencia de un animal en nuestras vidas puede aliviar la soledad y aliviar el estrés crónico en niveles elevados.

COMPARTIR:

Comentarios