Viernes 24 de Mayo de 2024

Hoy es Viernes 24 de Mayo de 2024 y son las 04:06 -

TECNOLOGÍA

23 de marzo de 2023

Cada vez menos autos cuentan con receptores de AM

La radio AM es uno de los equipamientos que muchos nuevos modelos, no solo eléctricos, están dejando atrás; ¿qué hay detrás de esta decisión y por qué es controversial?

En el mundo de la movilidad, los cambios son permanentes y se observan no solo en los nuevos motores, diseños y prestaciones, sino también en el interior de cada habitáculo. Actualmente, la mayoría de los modelos cuentan con una interfaz que permite vincular los smartphones vía bluetooth al centro de infoentretenimiento de a bordo, cosa que habilita a cada conductor a escuchar su propio repertorio de música y podcasts, sin tener que depender del libre albedrío y posibles interferencias de la radio. Por esto, entre otros motivos, hay una tendencia entre las automotrices a optar por dejar atrás la radio de AM a la hora de equipar los nuevos modelos.

En el rubro en auge de los autos eléctricos, marcas como Volkswagen, BMW, Audi, Porsche y Volvo sacaron a la radio AM de la ecuación del diseño del interior vehicular hace años, aunque siguen ofreciendo radio FM y DAB (transmisión de audio digital o digital audio broadcasting), unos receptores de radio que se empezaron a instalar en Europa a partir del 2020. Además, muchas versiones híbridas, especialmente las Plug-In (PHEV) también se adueñaron de esta decisión de dejar a la necesidad de la AM en el pasado.

Algunas fabricantes informaron en su momento que existe un problema de incompatibilidad entre el campo electromagnético de los motores eléctricos y los receptores de la radio AM del vehículo, lo cual genera interferencias en el sonido.

Sin embargo, marcas como Ford, General Motors y Stellantis parecen haber sorteado este obstáculo, y en muchos de sus modelos eléctricos las radios AM siguen siendo parte del paquete. Ejemplos de esto son el Ford Mustang Mach-E, el Ford F-150 Lightning, el Chevrolet Bolt, el Cadillac Lyriq y el Fiat 500 e.

En el caso de Tesla, aunque la firma de Elon Musk pertenece al grupo que dejó a las radios AM atrás, en sus primeros años de producción había hecho un esfuerzo para que sus Model S contaran con esta tecnología centenaria. Su intención no duró mucho, y en 2018 confirmó que las eliminaría progresiva pero definitivamente de todos sus diseños.

Modelos que no sabías que no tienen radio AM

BMW i3

Uno de los primeros modelos en anunciar el adiós de la radio AM fue el i3 de BMW en 2015. Fue el primer vehículo eléctrico de serie de la firma alemana, y contaba con una carrocería de fibra de carbono que eficientiza el consumo de energía. El i3 dejó de fabricarse a mitad de 2022.

Audi e-tron

El e-tron es el primer SUV completamente eléctrico de Audi. Se ofrece en tres versiones; tiene un precio de venta sugerido de US$204.000 y en algunas localidades cuenta con el beneficio de no pagar patentes. También es parte del ejército anti radio AM, pese a su alto nivel de equipamiento en el resto de los campos.

Ford Mustang

Aunque Ford había sido una de las pocas automotrices que, en sus modelos eléctricos había optado por conservar el espíritu de la AM, en su nuevo Mustang, anunciado para 2024, esto dejará de ser una realidad, y no hay nada que indique que la decisión cambie para los futuros modelos eléctricos que la automotriz lance.

Polo Track

Saliendo un poco del sector premium, el nuevo Polo Track, de Volkswagen, nacido como sucesor del Gol Trend que llegará al mercado argentino este año proveniente de Brasil, tampoco contará con la opción de radio AM.

Eliminar las radios AM de los autos: ¿lógico o terrible?

La decisión de anular las radios AM de los autos es controversial. Aunque el desuso progresivo de esta tecnología se observa a nivel global, algunos argumentan que el divorcio de la radio y el auto es prematuro, al tratarse de un instrumento del cual se valen todavía muchos conductores activos para informarse y entretenerse en el día a día.

También existe la visión de que eliminar la radio AM del auto sería un grave error: en el escenario hipotético de una catástrofe natural o situación de emergencia, en la que fallen las redes móviles y las radios FM, las radios AM tendrían las mayores chances de funcionar y cumplir la tarea de informar sobre el estado de la situación. Esto se debe a que las de las radios AM son frecuencias más bajas, y tienen longitudes de onda más largas, que logran una mayor cobertura.

De hecho, en países como Estados Unidos se presentaron peticiones para que todos los vehículos, eléctricos, híbridos o a combustión, incluyan receptores AM.

Hay que considerar que el rol y protagonismo de la radio varía, no solo a través de las generaciones, sino también según la zona geográfica de la que se hable. En las grandes ciudades cargadas de emisores y receptores de distinta índole y magnitud, por ejemplo, las estaciones de radio AM a menudo presentan interferencias auditivas, lo cual lleva muchas veces a los oyentes a preferir una emisora FM, o a escuchar sus playlists y podcasts a través de dispositivos bluetooth que conectan los smartphones al audio del auto.

Sin embargo, en zonas rurales o con cobertura celular limitada, donde también es más posible que las estaciones de radio FM fallen por su corto alcance, la radio AM es un elemento protagónico, cuyo servicio es esencial para muchas personas.

En definitiva, en el mundo de los autos, el abandono de las radios sigue siendo una tendencia y no una decisión absoluta. En los próximos años, es probable que las tecnologías de la movilidad eléctrica evolucionen, ideando soluciones frente a la incompatibilidad de los motores eléctricos y los receptores AM; y también es probable que cada vez sean más las personas que recurren cada vez menos a estas estaciones radiales para informarse o entretenerse, y opten por otras alternativas. La fusión de ambas probabilidades derivará en una nueva realidad, todavía incierta, para el rol de esta tecnología.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios