Sábado 3 de Diciembre de 2022

Hoy es Sábado 3 de Diciembre de 2022 y son las 19:00 - Luis Majul: ?¿Qué festejan?? / Yanina Latorre le respondió a Diego Brancatelli tras el cruce por su viaje al Mundial: ?¡Cuánta cola de paja!? / ATP Tour Finals: Taylor Fritz sigue adelante, Rafael Nadal se despidió con una victoria y Horacio Zeballos quedó eliminado en el dobles / La oscura historia de ?la mano de la gloria?, uno de los amuletos más famosos de la Edad Media / Una reinstalación en defensa propia / Jefe de policía de Uvalde se jubilará, dice portavoz / Mundial Qatar 2022: la historia del chico que quería la gente para reemplazar a Joaquín Correa en la selección y no nació en la Argentina / Juicio por Hope Funds. Ni Madoff ni Ponzi: la defensa rechazó las acusaciones y pidió la absolución de Enrique Blaksley / La estructura del PJ colonizó la convocatoria en el acto de Cristina Kirchner / Sánchez asegura en Corea que España crecerá un 4,4% y que podría sortear una recesión que ya sufre Europa / Drexler, Páez y Bunny arrasan en Premiere del Latin Grammy / Paul Goldschmidt gana premio al Jugador Mas Valioso de la LN / Sin anunciar su candidatura, Cristina Kirchner lanzó un discurso de fuerte tono electoral / Mortal tiroteo: una persecución de cuatro kilómetros y treinta disparos contra un Audi en Quilmes / Mundial Qatar 2022. Casa, pasajes y US$800 por mes: los jóvenes argentinos que vinieron a trabajar en el Mundial y no quieren volver / El empresario Gustavo Grobocopatel hizo un duro diagnóstico y dejó un pedido para sus pares / La Fiscalía turca pide el procesamiento de 17 de los 49 detenidos por el ataque terrorista en Estambul / HRW insta a la comunidad internacional a exigir la liberación de la totalidad de presos políticos en Birmania / Paul Goldschmidt gana premio al Jugador Mas Valioso de la LA / Pocos regresan a campo palestino en Siria, tras guerra /

ACTUALIDAD

20 de noviembre de 2020

LA HISTORIA DE UNA EMPRENDEDORA: SU SUEÑO ERA IR A AUSTRALIA PERO QUEDO VARADA EN TAILANDIA

Delfina Seoane buscaba un cambio de vida radical. Quería instalarse en Australia con su novio, pero por la pandemia quedó atrapada en una isla del Sudeste Asiático. Para no seguir consumiendo sus ahorros, lanzaron una plataforma de marketing para seguir dando vueltas por el mundo

Dejo todo y viajo”, se planteó durante casi dos años Delfina Seoane, licenciada en Ciencias de la Comunicación de 30 años de edad. En la teoría suena sencillo, en la práctica es un paso difícil de dar. Podrá ser la renombrada zona de confort, las convenciones impuestas, los miedos. El deseo estaba latente y la perturbaba. Meses antes de la irrupción de la pandemia, decidió emprender su aventura y materializar sus sueños.

Delfina es porteña, se define como autoexigente, ordenada y algo estructurada. Siempre imaginó que antes de cumplir 30 años emprendería un viaje totalmente incierto. “Era una buena alumna, me recibí en la facultad a tiempo, a los 19 años empecé a trabajar en los medios de comunicación y no paré de crecer en la industria. Para mí era inadmisible renunciar a todo para salir a explorar”, le cuenta a Infobae desde Egipto, donde se encuentra “varada” con su novio Salvador Luca de 34 años.

En 2017 esta idea no paró de darle vueltas en la cabeza, tal es así que lo abordó en sus sesiones de terapia conductual. “Tenía ganas de no tener solo 15 días de vacaciones pero a la vez me daba miedo soltar todo. Lo primero que hice fue irme sola unas semanas a México”, relata. Fue el inicio del cambio. Visitó las playas de Tulum, Playa del Carmen y la Ciudad de México: “Fue una experiencia reveladora. Cuando volví a Buenos Aires, dije ‘renuncio y me voy’.

Estaba a punto de embarcar en su nuevo proyecto viajero, pero el destino le tenía preparado otro plan. “Un día mi padre me sugiere anotarme en los créditos UVA del Banco Nación para comprar un departamento. No lo pensé demasiado y me metí en ese lío. Eso hizo que tuviera que postergar mi sueño. Pagué hasta la última cuota, y dije, ‘ahora sí me voy’”.

A finales de 2018 conoció a Salvador, su novio, que también estudió Ciencias de la Comunicación. “Lo primero que le comenté es que una vez que terminara de saldar el crédito quería un cambio de rutina. Por suerte, él quería lo mismo”

Listos para partir

El destino elegido fue Australia por la calidad de vida, las posibilidades laborales y de viaje. Aplicaron a la visa Work & Holiday y la obtuvieron. “Había una necesidad de experimentar un mundo nuevo, cambio de trabajo, rutina, experiencias...”.

Trabajó, juntó muchos ahorros. “Llegué a tener cuatro actividades para generar ingresos rápido”, explicó. A ese ritmo, Delfina logró acumular aproximadamente 8.000 dólares, suficiente dinero para establecerse unos meses en el exterior. “Estaba agotada”, relató.

En septiembre de 2019 avisó en su trabajo que iba a partir. Lo mismo hizo con sus amigos y con su familia. La reacción no fue para nada positiva. La cuestionaron: “¿Estás loca? ¿vas a dejar todo? ¿y cuándo vuelvas qué?”. No los escuchó y se fue.

Unos días de vacaciones

Partieron hacia Australia del aeropuerto de Ezeiza el 16 de enero de 2020, sin previsiones de que estallara una pandemia en el mundo. Antes de recalar en el destino decidieron hacer una parada turística en el Sudeste Asiático. El primer mes estuvieron en Filipinas, luego pasaron tres días en Malasia y finalmente se trasladaron a la isla tailandesa Koh Tao, donde los atrapó la cuarentena. El coronavirus transformó sus vacaciones en una estadía distinta y larga en el sudeste de Asia. “Los veinte días de descanso y turismo se convirtieron en cuatro meses de miedo e incertidumbre muy lejos de casa”, recuerda.

La pareja estuvo viviendo -varada- en esta paradisíaca isla del golfo de Tailandia con apenas dos mil habitantes. “Nos empezamos a quedar sin ahorros, sumado a la incertidumbre por situación sanitaria. Muchas veces dudamos en volver, pero a la vez queríamos llegar a Australia. Además, en Argentina no teníamos trabajo, ni casa. No tenía mucho sentido pegar la vuelta”.

A la vez, la playa fue su refugio, el patio de su casa alquilada. Se iba a dormir con el sonido de las olas del mar. “Tuvimos un momento de lucidez y con Salvador nos planteamos emprender en el mundo digital para poder solventar la estadía incierta”. Autodidactas y complementando sus habilidades, crearon Tao Marketing, una agencia de marketing simple.

CUANDO SE QUIERE, SE PUEDE.

FUENTE: INFOBAE

COMPARTIR:

Comentarios