Miércoles 19 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 19 de Junio de 2024 y son las 11:16 -

INFORMACIÓN GENERAL

24 de mayo de 2024

Fabrica guitarras con piezas de autos

Andrés Lemos es de Mendoza y vivió durante 10 años viajando con su abuelo, allí aprendió el arte de transformar el metal en piezas de colección. Hoy presentará sus guitarras en Puerto Madero.

El artesano Andrés Lemos  es un autodidacta. Aprendió en  la calle. En realidad, en varias calles, ya que estuvo un tiempo largo viviendo en una casa rodante. Allí aprendió del oficio y motivado por su pasión por la música, empezó a fabricar sus propios instrumentos.

Su modalidad se denomina “Scrap Art”. Andrés realiza esculturas a base de chatarra que la gente va donando. Las guitarras son su fuerte, pero por distintos pedidos llegó a hacer hasta animales. Ya vendió sus obras en Inglaterra, Estados Unidos y Escocia.

Con el paso de los años, se perfeccionó en otras materias: diseño y fotografía, para combinar con su faceta artística.

Lemos, en plena tarea de soldadura, en su taller.

La historia del muchacho de 34 años se empezó a escribir cuando era muy pequeño. Es que siguiendo los pasos de su abuelo, Don Julio, comenzó a incursionar en el mundo de la soldadura y los cuchillos.

Julio cargó a toda la familia en su camioneta y arrancaron el periplo: ferias, exposiciones y plazas. Así recorrieron pueblos y tincones de Mendoza, Córdoba, Tucumán, La Pampa y San Luis. Hasta que se afincaron en Termas de Río Hondo.

Con su sello: Lemos presentará sus guitarras en Puerto Madero.

Con tanto material alrededor, comenzó a armar muñequitos, motos y autos. El amor por la música y el rock nacional terminaron de enderezar el camino, así, de afilador pasó a escultor y en esa rama se terminó perfeccionando como uno de los grandes luthiers. Hoy, sus obras son unas de las más requeridas y son valoradas como piezas de colección para bares, como así también en  ambientaciones de salas de música y livings.

Presentación a lo grande

El artesano presentará diez guitarras eléctricas, esta noche, en el Hard Rock Café de Puerto Madero. Cada una le demandó al menos cinco semanas de trabajo, según el modelo, el nivel de detalle y la demora en calibrarlas o ponerlas en funcionamiento. Usufructúa discos de metal de una amoladora, tornillos y arandelas de una máquina de coser, potenciómetros de nogal, relojes, chapas de una camioneta Chevrolet C10, llaves, cadenas, caños de acero inoxidable de cocina de barco, tapas de relojes Casio y Rolex, burro de arranque de auto, piñón de bicicleta antigua italiana, monedas, disco dentado de cortar mármol, tornillos de motor de avión a radio control.

COMPARTIR:

Comentarios