Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 09:33 -

HISTORIAS DE VIDA

18 de abril de 2024

Dejaron sus profesiones para dedicarse a la fabricación de delantales corporativos

Florencia Chabrillón, periodista, y Patricia Avalle, traductora, dejaron todo para atender una necesidad en varios negocios de Rosario. La marca crece a pasos agigantados.

Las mujeres vieron la oportunidad y dieron paso a la creatividad. Así, Florencia y Patricia recorrieron cada local gastronómico de la ciudad de Rosario para responder a cada pedido con estilo. De esa manera nació “Blako”. Hoy, los delantales son conocidos por sus diferentes motivos, los detalles y la calidad.

La cuenta oficial de Instagram (@blakodelantales), tiene cerca de 10.000 seguidores y en cada publicación aparecen las historias de los clientes. La idea busca potenciar cada negocio, de la mano con los delantales tan solicitados.

“Empezamos haciendo delantales y ofreciéndolos directamente a los bares rosarinos. Veíamos que cada vez había más propuestas de negocios gastronómicos conceptuales que seguían un criterio en todo: propuesta, decoración, diseño, salvo en el vestuario de sus mozos, cocineros o bartenders”, resumió Florencia, quien en 2017 le dio forma al emprendimiento junto a su socia y amiga.

Aprovechando una vieja máquina de coser de Patricia y esta idea que rondaba por sus cabezas, empezaron a producir sus primeros delantales. Hoy son las responsables de vestir al equipo de los principales espacios de la ciudad, como son las cafeterías de especialidad, locales de nail art, restaurantes, florerías, bicicleterías y cualquier otro sitio que precise un uniforme diferencial y canchero.

“Buscamos reivindicar los oficios. Notamos que la ropa que se usaba en este rubro era anticuada y queríamos ponerle onda”, agregó la mujer. Al principio fueron intervenciones tímidas, sumando algún detalle en cuero o con terminaciones metálicas, a los pocos años -a medida que la demanda crecía- se fueron animando a ampliar la línea de productos con camisas, pantalones, remeras y también dándose la posibilidad de personalizar con logo.

 

Los delantales se comercializan tanto para el sector mayorista como minorista. Para sus clientes de compras por cantidad, las socias tienen un showroom en barrio Martín donde coordinan las citas para mostrarle los productos y coordinar los detalles de los pedidos. Manejan precios por volumen de 10 o 50 prendas iguales. Mientras que, para las compras individuales, utilizan su sitio web donde se encuentran sus delantales desde los $25.000, además de otros ítems como faldones, remeras, pantalones o chaquetas. Por último, también manejan una lista de reventa específica para tiendas de diseño o conceptuales que quieren vender sus delantales.

COMPARTIR:

Comentarios