Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 23:35 -

POLITICA

30 de mayo de 2024

Tras el escándalo, los senadores piden no aumentarse los salarios

Los jefes de bloque le hicieron el pedido a la presidenta de la Cámara alta, Victoria Villarruel. Pero la decisión debe aprobarse ahora en el recinto.

Tras el escándalo que estalló por la noticia de que los senadores tendrían un nuevo aumento y que sus sueldos llegarían a los $ 8 millones por mes en bruto, en la noche de este miércoles los legisladores decidieron dar marcha atrás.

En una nota enviada a la presidenta de la Cámara de Senadores, Victoria Villaruel, los jefes de todos los bloques legislativos -oficialistas, dialoguistas y opositores duros- le pidieron que no se les modifique la dieta que reciben en la actualidad.

Eso sí: desde la Presidencia del Senado aclararon a Clarín que Villarruel no puede legalmente no otorgar la suba salarial ya que ésta surge del enganche que existe entre los aumentos del personal legislativo y los senadores.

"Nos parece fantástico el acuerdo entre todos los bloques. Lo que deberían hacer ahora es votar en la próxima sesión una resolución en la que desenganchen las subas de las dietas de las del personal del Congreso", explicaron cerca de Villarruel.

La mecánica debería ser que los senadores presenten un proyecto manifestando que no quieren la suba. Y debería aprobarse. Como el texto fue firmado por los jefes de todos los bloques, se entiende que existe consenso.

De concretarse el incremento, los senadores volverían a recibir un nuevo aumento de sueldo, el segundo en un mes, y pasarían a cobrar una cifra que rondaría los $ 8 millones de salario en bruto, que con los descuentos estaría por encima de los $ 5 millones.

En Diputados ya hay gestiones para avanzar en una actualización de las dietas que estaría atada al aumento de los jubilados, luego de la presión de los presidentes de los distintos bloques que se quejaron porque estaban retrasados respecto de los sueldos del Senado.

Lo cierto es que luego de la polémica generada en abril cuando el Senado aprobó a mano alzada y sin debate el acuerdo para imponer un fuerte aumento que llevó los sueldos a $ 7,2 millones bruto, todos especulaban que iba a haber un giro en la estrategia de los legisladores.

senadores aumento

La nota con la que los jefes de bloque pidieron que no se aplique el aumento en el Senado.

Incluso, en ese momento, varios senadores anunciaron su decisión de renunciar al aumento, algo que es impracticable, y la única opción era donar ese porcentaje. Además los senadores intentaron avanzar con un proyecto para unificar todos los sueldos de los poderes del Estado para que queden por debajo de lo que cobra el Presidente.

Senadores reciben un aumento por encima de la inflación

Está vez, los senadores iban a recibir una mejora que se ubicaría por encima de la inflación de abril, que fue del 8,8 % gracias al acuerdo de paritarias que firmaron las autoridades del Congreso con la Asociación del Personal Legislativo (APL) y los gremios estatales ATE y UPCN, que también tienen afiliados.

Las subas en las dietas de los senadores están enganchadas a las que recibe el personal legislativo. Justamente eso es lo que pidieron los jefes de bloque: que no se les aumente automáticamente los salarios este mes.

En la nota, los jefes de bloque le piden a Villarruel que "no se modifique la dieta establecida mediante el régimen" vigente, "hasta tanto se determine un nuevo sistema de liquidación en función de los varios proyectos que se encuentran pendientes de tratamiento en relación a este asunto".

Firmaron la nota José Mayans y Juliana Di Tullio (UxP), Juan Carlos Romero (Unidad Federal), Eduardo Vischi (UCR), Carlos Espínola (Peronismo disidente), Carlos Arce (provinciales) y Ezequiel Atauche (LLA).

Este nuevo acuerdo paritario del personal legislativo establece un incremento retroactivo a abril de 2 % y otro de 7 % a partir de mayo, a cobrar en junio. Al ser acumulativo, el porcentaje se eleva a 9,14 %. De esta manera, el valor del módulo, que fija el valor de los haberes de los empleados del Congreso, pasó de 1802 a 1966. Con esta suba, los legislativos ya recibieron un 53,4 % en lo que va del año.

Los haberes de los senadores para el mes de abril quedó en $ 7,3 millones brutos. La dieta está contiene extras por gastos de representación y otros 500 por desarraigo.

Los aumentos en las dietas de los diputados y senadores siempre es motivo de polémica en el Congreso. Y el incremento acordado sobre tablas el 18 de abril y a mano alzada fue un esándalo porque los sueldos de los senadores pasaron de $1.9 millones a $7.2 millones bruto.

¿Cómo accedieron a este aumento los senadores? Fue a partir de un acuerdo entre los distintos bloques que integran la Cámara alta y mediante el cual decidieron fijar sus haberes en un total de 4000 módulos.

De esta manera, las dietas se aumentan en forma automática a medida que se incrementen los módulos de la paritaria legislativa, poniendo en práctica la nueva versión de la "Ley Enganche", aquel decreto de Cristina Kirchner de 2010 que había sido derogado por Milei tras el escándalo generado por la suba de los sueldos de los miembros del Gabinete.

Victoria Villarruel aún está molesta por lo ocurrido en abril, a pesar de que estaba a favor de una actualización de las dietas en marzo cuando los valores estaban en $ 1,9. Pero lo que no esperaba la vicepresidente era que lleven los valores a encima de $ 7 millones y enganchándose a la paritaria legislativa.

Diputados negocia su aumento en las dietas: "Nada que ver con lo del Senado"

Mientras en el Senado festejan el segundo aumento del año en un mes, que llevó los sueldos de los senadores a unos $ 8 millones, en Diputados crece la tensión por el atraso salarial y hay legisladores del interior que ya manifestaron su malestar a los jefes de bloque.

El problema es que los diputados siguen cobrando $1,5 millones desde noviembre y según explicaron esa suma es insuficiente para los gastos que tienen aquellos que viajan desde el interior del país y tienen que pagarse un alquiler o un hotel, más los gastos por almuerzo y cena.

Martín Menem, presidente de la Cámara baja, se había comprometido a atender el reclamo de los diputados después de la aprobación de la Ley Bases, pero sólo hubo una reunión con los presidentes de bloque y no se avanzó demasiado en los últimos 30 días.

"Los senadores van a cobrar el equivalente a 5 diputados y medio, ya es una bestialidad", se quejó un diputado dialoguista, que también apuntó que las categorías más altas de los empleados del Congreso que ya cobran más que un legislador.

Tanto Cristian Ritondo, jefe del PRO, como Miguel Angel Pichetto, presidente de Hacemos Coalición Federal, le transmitieron al titular de la Cámara las dificultades de los diputados del interior, pero sobre todo por el desfasaje respecto de los sueldos de los senadores.

De acuerdo a lo revelado por fuentes legislativas, Menem había dado el guiño para avanzar en una propuesta de actualización de los sueldos de los diputados en base a una fórmula ajustada a la variable de reajuste de las jubilaciones.

COMPARTIR:

Comentarios