Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 20:39 -

NACIONALES

8 de mayo de 2024

Industrias despiden a un tercio de sus trabajadores por apertura de importaciones

La reducción de aranceles de importación para heladeras y lavarropas golpea duramente a la industria de línea blanca en el Gran Rosario, llevando a despidos y suspensiones masivas.

La industria de línea blanca en el Gran Rosario enfrenta una crisis sin precedentes debido a la decisión del gobierno nacional de reducir los aranceles de importación para heladeras y lavarropas. Este cambio llevó a la eliminación de hasta un tercio de los trabajadores en las fábricas de la región, junto con la reducción de turnos de producción y suspensiones masivas.

Roberto Lenzi, vicepresidente de la Cámara Argentina de Industrias de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa), expresó el doloroso impacto humano de estos despidos, señalando que se están reduciendo entre un 25% y un 30% de la mano de obra en cada una de las industrias del rubro. Esta situación se agrava con el inminente Régimen de Grandes Inversiones (RIGI), que amenaza aún más a la industria santafesina.

El sector de la línea blanca, que genera aproximadamente 7.000 empleos directos en Argentina, está particularmente concentrado en el Gran Rosario, donde se ve afectado por la disminución de la actividad industrial y la pérdida del poder adquisitivo de la población, que ha generado una caída del 50% en las ventas en el mercado interno.

La reducción de aranceles a las importaciones, combinada con los aumentos de costos internos y la inflación, deja a la industria nacional en una posición vulnerable frente a los competidores internacionales, especialmente de China y Brasil. Los fabricantes de electrodomésticos señalan que la importación de insumos se ha vuelto más costosa que producir localmente, lo que socava aún más su capacidad para competir en el mercado.

 

El panorama económico sombrío se refleja en la caída de la producción metalúrgica y la retracción en el rubro de equipos y aparatos eléctricos, con una disminución del 17,7% y el 19,7% respectivamente en marzo.

Aunque se espera una posible reversión de esta situación en el segundo semestre, impulsada por la estacionalidad y la recuperación estival, la industria enfrenta desafíos significativos.

La encuesta de expectativas de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) refleja el pesimismo generalizado en el sector, con un 40% de empresas anticipando una disminución en la producción y una reducción en el uso de la capacidad instalada.

En este contexto, la provincia de Santa Fe se destaca como una de las más afectadas por la caída de la actividad industrial, con un retroceso del 22,1% en marzo.

COMPARTIR:

Comentarios