Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 10:27 -

SALUD

24 de abril de 2023

El secreto de un neurocirujano y triatleta de 82 años para lograr agudeza física y mental a cualquier edad

El doctor Joseph Maroon se especializó en medicina deportiva y en los tratamientos de avanzada para alcanzar la longevidad. Cuál es su consejo número uno para estar en forma

La adversidad nos mata o nos hace más fuertes. No soy la persona más alta ni la más corpulenta, pero a pesar de mi tamaño, provenir de un pueblo pequeño y perder a mi padre a una edad temprana, siempre he tratado de convertir las adversidades en desafíos para superar.

A los 82 años compito en triatlones, sigo ejerciendo la medicina, me desempeño como neurocirujano consultor del equipo de fútbol americano Pittsburgh Steelers e integro el Consorcio Global de Envejecimiento de la Clínica Aviv, de EEUU, con un objetivo específico: ayudar a otros a vivir vidas más longevas, más saludables y más felices.

Sin embargo esto no siempre fue así, a principios de mi carrera, estaba tan absorto y concentrado en mi labor como neurocirujano que descuidé otros aspectos importantes de mi vida, incluida mi propia salud: estaba fuera de forma, vivía a comida rápida y no practicaba ejercicio físico.

Tenía 40 años cuando de repente perdí a mi padre por un infarto y, al mismo tiempo, atravesé un divorcio. Todo esto más otros sucesos personales, me hicieron reevaluar mis decisiones y elecciones, incluso tomé una pausa y me alejé de la neurocirugía.

Un amigo entusiasta del running me alentó a comenzar a correr, a ponerme un par de zapatillas y al menos intentarlo. En aquel momento me encontraba exhausto y fatigado, pero esa fue la primera noche que dormí bien en aproximadamente un año.

Ese recuerdo todavía me hace sonreír. A partir de allí, comencé a correr cada vez con más frecuencia e intensidad, y empecé a sentirme cada vez mejor. Me convertí en algo así como el Forrest Gump de Bridgeport, Ohio.

Paulatinamente, continué con la actividad física, incorporé la natación y el ciclismo en mi nueva rutina de entrenamiento cruzado, y, con el tiempo, me convertí en un triatleta. Pronto competí en el primero de lo que serían más de 70 triatlones. El ejercicio ayudó a levantarme de mi depresión y poco después regresé a la Universidad de Pittsburgh como vicepresidente del departamento de Cirugía Neurológica. Mirando hacia atrás, puedo decir que fue mi cuerpo el que curó mi cerebro.

El ejercicio es una forma de prevenir la depresión , pero ese no es su único beneficio para los problemas de salud mental, también puede ser un tratamiento efectivo para combatirla, ya que la actividad física estimula el cerebro para formar nuevas conexiones neuronales, lo que mejora la salud del cerebro en general.

Tras incorporar ejercicio a mi vida, pronto descubrí que el ejercicio por sí solo no iba a hacer todo el trabajo de mantenerme saludable. A partir de ese momento, desarrollé un gran interés en la nutrición y los suplementos y, además, emprendí un camino propio de investigación.

Como triatleta que participa de competencias de Iron man, me interesa particularmente mantenerme al día con los últimos desarrollos, y me pone muy feliz de compartir el conocimiento con mis pacientes.

En mi libro El factor de longevidad: cómo el resveratrol y el vino tinto activan los genes para una vida más larga y saludable, analizo la nueva ciencia de la activación genética y la capacidad de elegir alimentos, suplementos como el resveratrol y estilos de vida para activar genes, a una mejor salud y prevención de enfermedades.

En mi libro anterior Aceite de pescado: el antiinflamatorio natural, hablé sobre los beneficios del aceite de pescado y su amplia gama de beneficios. Soy un afortunado ya que mi compromiso con el acondicionamiento físico, la nutrición y el ejercicio que cambió mi vida también me han brindado reconocimiento profesional.

El poder del equilibrio en la longevidad

La manera en que enfocamos la vida es crucial, en la actualidad, tras años de investigación, el consejo de quienes estudiamos la longevidad para mantenerse en forma mental y físicamente es cultivar el equilibrio.

Obviamente es fácil decirlo pero no parece tan sencillo de llevar a cabo, por eso un ejercicio útil consiste en repensar cuatro componentes de su vida como los cuatro lados de un cuadrado.

Los cuatro pilares/lados son el trabajo, la familia y vida social, el cuerpo y la dimensión espiritual. Un buen ejercicio es representarse la cantidad de tiempo dedicado y la importancia que se le da cada lado, para eso lo mejor es tomar una lapicera y hacerlo en una hoja de papel.

Cada persona debe plasmar y reflexionar sobre su propio cuadrado. Si un lado es más largo o más corto, se formará otra figura geométrica, por ejemplo un trapezoide, y podrá ver visualmente si su tiempo y sus prioridades están fuera de control. Cultivar el equilibrio es un camino personal para igualar cada uno de esos pilares/lados, y así restaurar el equilibrio.

Impulsar ese equilibrio a través de la atención plena y reflexión sobre nuestra propia vida es también la base para reducir el estrés, porque para mejorar la agudeza mental y física es necesario integrar el ejercicio, proveerlo de significado y nutrir el cuerpo.

* El doctor Joseph Maroon es profesor clínico y vicepresidente del Departamento de Cirugía Neurológica y Becario Heindl en Neurociencia en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Además de ser un reconocido neurocirujano, es experto en medicina deportiva, experto en salud, nutrición y triatleta Ironman.

* Material extraído del libro El factor longevidad y del blog de divulgación médica del doctor Joseph Maroon

Fuente:Infobae

COMPARTIR:

Comentarios